Pesimista, Optimista, o realista?

En este camino, es muy difícil mantener la esperanza, pero al mismo tiempo, es la única forma de seguir adelante.

Pasamos de la tristeza a la alegría en cuastión de días y en muchas ocasiones, en cuestión de horas; Lo importante es tener claro el objetivo por el que luchamos, nuestro bebé.

Tenemos que protegernos mucho de esos pensamientos negativos que inevitablemente, después de más de un resultado negativo … nos persiguen.

Tenemos que tener siempre la esperanza, pero tampoco ser demasiado optimistas porque cada negativo, será una caída fortísima, y ese equilibrio emocional manteniendo la esperanza, sin desesperar, eso es lo más complicado. Tampoco podemos ser negativ@s, ya que sería imposible seguir adelante en este camino, sin tener esperanza.

Lo que más me ha ayudado, es apoyarme en las personas que me quieren y si tenéis la oportunidad, apoyaros también en alguien que esté pasando por lo mismo, puede resultar increíble, cómo puede ayudarnos hablar con una persona que esté pasando por la misma situación. A mí me ha ayudado muchísimo.

Espero que os pueda mantengáis ese equilibrio, como en una carrera, para no cansarnos nada más empezar .. que conservemos las fuerzas para que podamos seguir hasta la meta.

32d6e55d0595970bf34ff2d2847815c2--ballet-danza-dance-ballet

 

Advertisements

Con quién lo comparto?

Cuando empezamos este camino, estamos llenos de angustia e incertidumbre .. no somos conscientes aún de lo que nos espera .. y empezamos a caminar  a ciegas.

A medida que van pasando las pruebas, las consultas con el médico y comprendemos que es un camino largo y complicado, nos hacemos estas preguntas: a quién se lo cuento? me van a entender?

Yo personalmente, lo he contado a todas las personas cercanas, y anuestra familia. Creo que debería ser algo natural, como lo es compartir la noticia de un embarazo, pero desgraciadamente, lo malo es que hay mucha gente que no lo entiende; y que, con sus preguntas, comentarios y ánimos, nos pueden meter mucha presión, y es ahí a donde quería llegar.

Creo que lo ideal es que busquemso unos puntos de apoyo, pero eligiendo bien las personas que pueden aportarnos algo bueno, ese ánimo que necesitamos constantemente y esa fuerza para seguir. Si hay alguien cercano, que nos estresa .. es mejor dejarlo aparte; compartir el hecho de estar en el camino de Fiv -, no quiere decir contar cada cosa, cada consulta y cada prueba. En este año y medio, he aprendido a preservar ese espacio, esa parte de mí que necesito sólo para mí, a animarme yo sola y con mi querido compañero, que sin él no hubiera tenido tanta fuerza.

He pasado momentos durísimos que os contaré, y en esas ocasiones, los ánimos de algunas personas me han llegado en forma de presión, porque sólo nos entendemos bien entre nosotr@s, ya os lo he dicho muchas veces, así que no tengáis miedo de decidir qué, con quén y cuándo compartir este camino.

250637d95453ecd3fe0c0184c3681958

Segundo intento FIV

Después de que la segunda transferencia no funcionara, ya no nos quedaba ningún embrión, así que nos tocó volver a pedir cita con nuestra doctora, para hacer otro intento.

En esa consulta, la doctora decidió cambiar de medicamento, en vez de Gonal F, esta vez me recetó Menopur para la estimulación, ya que esperaba sacarme al menos 10 óvulos.

He de decir que la segunda vez lo cogí con ganas, pero un poco afectada emocionalmente, por el resultado negativo de las dos transferencias y ya no me pudieron poner más .. así que estaba bastante afectada .. pero por lo demás con ilusión.

Cuando fuimos al primer control, un viernes , después de 5 días con las inyecciones, no tenía casi ningún folículo, y qhí fue el primer día duro  de este segundo intento. Yo ya me temí lo peor .. y salí de allí llorando, viendo cómo pasaba el tiempo y no conseguíamos avanzar hasta nuestro objetivo ..

El lunes fuimos al segundo control, y vieron que tenía dos folículos, me programaron la punción para ese miércoles y me sacaron dos folículos.

El día siguiente otra vez a esperar a que me llamaran, para saber si habían fecundado, nunca olvidaré ese momento .. en el que me llaman y me dicen que desgraciadamente ninguno de los dos había fecundado .. fue el momento más triste hasta ese momento, porque aunque hubiera pocas posibilidades .. al final, es verdad que solo uno que vaya bien hace falta .. así que ahí en ese momento, me sentí muy mal .. muy triste, y sin esperanzas por primera vez ..

Dos horas después reaccioné y llamé para pedir vez con a doctora lo antes posible .. Esa tristeza me animó a seguir adelante. Al final, se dice que de todo se puede sacar algo bueno, y yo de aquélla tristeza, saqué mis fuerzas para continuar, así tiene que ser siempre.

persistencia